Novedades en materia de aplazamientos y fraccionamientos de pago 2017

Autor: Sonia Neira

A través del Real Decreto-Ley 3/2016 se modificó el artículo 65.2 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria. Se introducían tres nuevos supuestos de deudas inaplazables letras e), f) y g) y modificando la redacción de la letra b):

b) Los correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar ingresos a cuenta.

e) Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parciamente desestimatorias dictadas en recurso o reclamación económico administrativa o en recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones.

f) Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no ha sido efectivamente pagadas.

g) Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del impuesto sobre Sociedades.

La AEAT ha publicado  mediante una nota de carácter informativo titulada “los aplazamientos a los autónomos tras el Real Decreto Ley 3/2016”, un comunicado donde se intentan fijar los criterios con los cuales se tramitaran los aplazamientos para empresarios personas físicas (autónomos) en 2017, en relación a los impuestos de IRPF e IVA de la siguiente manera:

1) Solicitudes de deudas cuyo importe global es igual o inferior a 30.000 €:

  • Se tramitan mediante el mecanismo automatizado de resolución
  • Se conceden sin garantías
  • Máximo 12 plazos mensuales (salvo solicitud de plazos inferiores)
  • Periodicidad mensual

2) Solicitudes de deudas cuyo importe global excede de 30.000 €:

  • Se tramitarán mediante un proceso ordinario no automatizado
  • Se concederán en función de la garantía aportada
  • Máximo de 36 plazos mensuales (salvo solicitud de plazo inferior)
  • Periodicidad mensual
  • Si las deudas son por IVA, se deberá acreditar que las cuotas de IVA no han sido pagadas

Esta interpretación de la AEAT contraviene el cambio legislativo de la Ley General Tributaria en lo siguiente:

En IRPF, según artículo 65.2.b) no son aplazables en ningún caso las deudas por retenciones o ingresos a cuenta. Por tanto, no sería aplazable las relativas a retenciones ni ingresos a cuenta, únicamente pueden ser aplazables las correspondientes al pago fraccionado y la declaración anual del IRPF.

En IVA, según el artículo 65.2.f), no son aplazables las deudas de tributos repercutidos, salvo que se justifique que las cuotas repercutidas no han sido pagadas. Según LGT en todo caso, para solicitar una aplazamiento de debe acreditar la falta pago, independientemente del importe de la deuda.

Ante la incertidumbre creada y las numerosas dudas que se plantearon en el comunicado de la página web, la AEAT ha publicado la Instrucción 1/2017, de la Directora del Departamento de Recaudación de la AEAT, sobre gestión de aplazamientos y fraccionamientos de pago.

En dicha Instrucción se diferencia entre el procedimiento automatizado y el no automatizado para la gestión de aplazamientos y fraccionamientos de deudas tributarias. Deudas aplazables por necesidades de tesorería serían;  IRPF, pagos fraccionados y liquidación anual IRPF y por Impuesto Sociedades la liquidación anual del IS.IVA e impuesto especiales (por impago cuotas repercutidas)

a) Procedimiento automatizado:

- Procedimiento no automatizado:

- Para solicitudes de importes globales de deuda superior a 30.000€.

- Solicitud deberá aportar documentación pormenorizada que se reseña en la instrucción 1/2017.

- En el caso de solicitudes relativas a deudas derivadas de tributos repercutidos, debe acreditarse el impago de las cuotas con la siguiente documentación:

  • Relación de facturas emitidas que no han sido cobradas con identificación de clientes, cuantía y fecha de vencimiento.
  • Justificación documental que acredite que las mismas no han sido efectivamente satisfechas.
  • Relación de facturas recibidas, con identificación de proveedores y cuantías, acreditándose si las mismas han sido satisfechas y, en su caso, acreditación de los medios de pagos utilizados.
  • Copia de cuantos requerimientos o actuaciones se hayan realizado frente al acreedor reclamando el pago de las facturas impagadas.

No se admitirá la solicitud de aplazamiento si la cuantía de las cuotas repercutidas y cobradas supera la cuota a ingresar del período. Para conceder el aplazamiento el solicitante deberá acreditar que ha realizado el pago, de la parte de deuda correspondiente al importe de las cuotas efectivamente repercutidas y cobradas. Cuando se cobre alguna parte de lo repercutido en ese período se deberá ingresar, aunque el cobro se produzca antes de un vencimiento según el aplazamiento o fraccionamiento concedido y, si esto no se cumple, se procederá a la cancelación del aplazamiento.

Cuotas efectivamente cobradas ≥ Cuota del impuesto a pagar

Inadmisión

Cuotas efectivamente cobradas < Cuota del impuesto a pagar

Inadmisión, salvo acreditación de realización del ingreso de las cuotas repercutidas y cobradas.