El canon digital ha resucitado

 

Autor: Patricia Ayala

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 3 de julio de 2017 el Real Decreto Ley 12/2017, que modifica el límite de la copia privada y regula la compensación equitativa por dicho límite de acuerdo con el derecho comunitario. El Real Decreto Ley entra en vigor el 1 de agosto de 2017 y establece un régimen transitorio aplicable hasta que se dicte un Reglamento que ofrezca una regulación completa de la compensación equitativa.

La compensación con cargo a presupuestos fue anulada por los tribunales y la nueva regulación supone un retorno al sistema vigente hasta 2011, que gravaba a los fabricantes, distribuidores e importadores en España de los equipos, aparatos y soportes susceptibles de realizar copias de obras protegidas.

Para gestionar la facturación de la compensación equitativa por copia privada a los fabricantes y distribuidores, según ha informado el Ministerio de Cultura, las entidades de gestión deberán constituir una persona jurídica que, además, "será la responsable de gestionar las excepciones del pago y los reembolsos". En cuanto a las excepciones incluidas en la nueva norma, quedarán exceptuadas de pago de derechos de autor las copias realizadas por las Administraciones públicas para uso profesional, las realizadas por personas jurídicas o físicas que actúen como "consumidores finales" y las realizadas por quienes cuenten con autorización.

El real decreto-ley, según fuentes del ministerio, fija una "implantación escalonada" para "facilitar la introducción del nuevo modelo". Así, el primer año tras la entrada en vigor de esta norma se aplicará de manera provisional la compensación prevista en la disposición transitoria segunda, que establece tanto el listado de equipos, soportes y materiales de reproducción, como las cuantías económicas con las que se deberán abonar a los autores. En este sentido, por un Smartphone los fabricantes abonarán 1,10 euros, y por un dispositivo electrónico con pantalla táctil o tableta, 3,15 euros. Transcurrido un año se regulará mediante real decreto tanto la relación de equipos, como las cuantías, para adaptarlas a la realidad de la copia privada y a las novedades tecnológicas del mercado, y las sucesivas modificaciones se harán mediante orden ministerial.

En suma, el Real Decreto viene a establecer un sistema análogo al vigente en España hasta el año 2011, si bien habrá que esperar al desarrollo reglamentario del canon digital para determinar su alcance definitivo. Mientras tanto, resulta de aplicación el régimen transitorio establecido.