La discriminación dentro de la publicidad

Autor: Patricia Ayala

La legislación vigente en materia de publicidad considera ilícita "la publicidad que atente contra la dignidad de la persona", entre ellos los anuncios que "presenten a las mujeres de forma vejatoria o discriminatoria" o que utilicen "particular y directamente su cuerpo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar".

Un anuncio publicitario de una agencia de alquiler de coches alemana se convirtió hace unos meses en un escándalo en España que enfrentó a todos los colectivos feministas que luchan contra la violencia de género. El “spot” mostraba a una mujer joven y voluptuosa en bikini que seducía a un hombre mayor, con el lema “A España le encantan los alemanes”. 

La Asociación de Consumidores (FACUA) denunció a esta empresa ante la Fiscalía de Valencia por vulnerar la Ley General de Publicidad en relación con la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. El art. 3 de la Ley General de Publicidad considera ilícitos los anuncios que atenten contra la dignidad de la persona en función de su sexo, pero estas prácticas no suelen ser objeto de sanción. Y es que las administraciones centrales y autonómicas competentes en materia de Consumo suelen limitarse a derivar estas denuncias a los organismos públicos dedicados a la defensa de la igualdad de la mujer, muy concienciados sobre la problemática denunciada pero carentes de potestad sancionadora frente a estas graves irregularidades.

Asimismo, FACUA argumentó que el anuncio contravenía el art. 10 de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que en lo relativo al ámbito de la publicidad y de los medios de comunicación señala que “se considerará ilícita la publicidad que utilice la imagen de la mujer con carácter vejatorio o discriminatorio”.

De la misma manera incumplía el art. 41 de la Ley Orgánica para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que recoge que “la publicidad que comporte una conducta discriminatoria de acuerdo con esta Ley se considerará publicidad ilícita”. 

La Fiscalía de Valencia resolvió ampliar diligencias penales contra la empresa de alquiler de coches después de la denuncia del anuncio que la firma estaba promocionando. La parte denunciante valora positivamente que la fiscalía haya decidido ampliar la investigación a la empresa por esta campaña de publicidad presuntamente vejatoria sin que medie una denuncia específica, velando así "por la acción de la justicia como garante de la legalidad, los derechos de los ciudadanos y el interés público tutelado por la ley", tal y como indicó en el comunicado que hizo público cuando notificó la apertura de diligencias contra la empresa infractora.

En este sentido, los denunciantes esperan que se actúe con diligencia y que su investigación permita la apertura del proceso judicial correspondiente por estos anuncios. La impunidad de comportamientos como el denunciado hace que otras empresas utilicen publicidades vejatorias dirigidas a un sector de la población.