La nueva Ley de Patentes

 

Autor: Patricia Ayala Jiménez

La nueva ley de patentes en España entró en vigor el pasado 1 de abril de 2017, pero hay que recordar que fue el 25 de Julio de 2015 cuando se publicó en el BOE. La importancia de los cambios introducidos hacía obligada una entrada en vigor diferida para dar tiempo a todos los interesados a acomodarse a ella.

A continuación se mencionan las modificaciones más importantes:

1.- Patentes de invención:

- Procedimiento de concesión de patentes: con la nueva Ley, habrá un único procedimiento de concesión. El examen de requisitos de patentabilidad será obligatorio. El solicitante recibirá por parte de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), una primera comunicación que contendrá el Informe sobre el Estado de la Técnica con su correspondiente opinión escrita y los defectos técnicos encontrados. Tras esta comunicación, el solicitante podrá contestar y pedir el examen sustantivo si decide continuar con la tramitación, modificando en su caso la solicitud en la medida necesaria para ajustarse a las exigencias legales. El examen sustantivo tendrá por objeto la comprobación de que tanto la solicitud de patente como la invención que constituye su objeto cumplen todos los requisitos, formales, técnicos y de patentabilidad establecidos en la Ley.

Con este nuevo procedimiento se pretende acelerar el procedimiento al facilitar al interesado el acceso puntual a la información relevante para decidir mantener su solicitud y, en su caso, patentar en el extranjero dentro del plazo de prioridad.

Como consecuencia de esta novedad, el solicitante deberá adelantar el pago de la tasa de búsqueda en el momento que presente la solicitud de patente.

- Sistema de oposición post-concesión: aunque se mantienen las observaciones de terceros, que sin ser parte en el procedimiento, podrán presentarse una vez publicada la solicitud y referirse a cualquier aspecto relacionado con la patentabilidad de la invención.

Se podrá presentar oposición dentro de los seis meses siguientes a la publicación de la concesión en el «Boletín Oficial de la Propiedad Industrial».

- Invenciones laborales: se reduce a un mes el plazo que tiene un empleado que realice una invención para informar a su empleador.

- Reconocimiento de la prioridad interna, para no discriminar a quienes presentan su primera solicitud en España y permitirles la presentación mejorada o corregida de solicitudes posteriores, beneficiándose de los efectos de la prioridad para los elementos comunes a las dos solicitudes.

2.- Modelos de utilidad:

  • Desaparece la exigencia de novedad relativa para los modelos de utilidad, siendo ahora la novedad exigida la misma que para las patentes, es decir, novedad mundial.
  • En cuanto a la actividad inventiva exigida a los nuevos modelos de utilidad se mantiene reducida, es decir, sigue siendo menor que el que se exige a una patente.
  • Además se amplía su ámbito de protección a los productos químicos, excepto sustancias y composiciones farmacéuticas.
  • En cuanto a la formulación de oposiciones a nuevas solicitudes de modelos de utilidad en España, se mantiene el carácter previo a la concesión, a diferencia de lo que veíamos para las patentes, pero se amplía el plazo de oposiciones, pasando los 2 meses actuales, a 4 meses con la entrada de la nueva ley.
  • Destaca el hecho de que para poder emprender acciones legales en defensa de los derechos exclusivos respaldado por la concesión de un modelo de utilidad en España se deberá solicitar previamente a la OEPM un Informe sobre el Estado de la Técnica, que es el mismo informe obligatorio para las patentes. De este modo se dispondrá de una búsqueda de antecedentes y una opinión escrita en la que basar la defensa. Este IET será notificado al peticionario y puesto a disposición del público por la OEPM.

3. Descuentos en tasas.

En cuanto al importe de las tasas oficiales se refiere,  y esto es algo muy importante para el solicitante y común a ambas modalidades anteriores, se contempla un descuento del 50% en la tasa de solicitud de búsqueda, de examen y las 3 primeras anualidades para los emprendedores y PYME.

Además se establece que las universidades públicas tienen derecho a una bonificación del 50% en el importe de todas las tasas, y del 100% si se ha producido una explotación económica real y efectiva de la patente o modelo antes de 4 años desde la fecha de presentación o 3 años desde la fecha de concesión.