Utilización de los modelos de cuentas anuales abreviadas tras la publicación del Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, y consulta número 2 del BOICAC número 110/JUNIO 2017

Autor: Alfonso Huéscar

El Real Decreto 602/2016, de 2 de diciembre, por el que se modifica el Plan General de Contabilidad, modificaba en su artículo Cinco los umbrales para formular cuentas anuales abreviadas, estableciendo los siguientes parámetros:

Se podrán utilizar los modelos de cuentas anuales abreviadas en los siguientes casos:

a) Balance y memoria abreviados: Las sociedades en las que a la fecha de cierre del ejercicio concurran, al menos, dos de las circunstancias siguientes: 

  • Que el total de las partidas del activo no supere los cuatro millones de euros. A estos efectos, se entenderá por total activo el total que figura en el modelo del balance.
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 50.

b) Cuenta de pérdidas y ganancias abreviada: las sociedades en las que a la fecha de cierre del ejercicio concurran, al menos, dos de las circunstancias siguientes:

  • Que el total de las partidas del activo no supere los once millones cuatrocientos mil euros. A estos efectos, se entenderá por total activo el total que figura en el modelo del balance.
  • Que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los veintidós millones ochocientos mil euros.
  • Que el número medio de trabajadores empleados durante el ejercicio no sea superior a 250.

Cuando una sociedad, en la fecha de cierre del ejercicio, pase a cumplir dos de las circunstancias antes indicadas o bien cese de cumplirlas, tal situación únicamente producirá efectos en cuanto a lo señalado anteriormente si se repite durante dos ejercicios consecutivos.

Adicionalmente el citado Artículo Cinco establecía lo siguiente: 

Si la empresa formase parte de un grupo de empresas en los términos descritos en la norma de elaboración de las cuentas anuales 13.ª, Empresas de grupo, multigrupo y asociadas contenida en esta tercera parte, para la cuantificación de los importes se tendrá en cuenta la suma del activo, del importe neto de la cifra de negocios y del número medio de trabajadores del conjunto de las entidades que conformen el grupo, teniendo en cuenta las eliminaciones e incorporaciones reguladas en las normas de consolidación aprobadas en desarrollo de los principios contenidos en el Código de Comercio. Esta regla no será de aplicación cuando la información financiera de la empresa se integre en las cuentas anuales consolidadas de la sociedad dominante.

Por tanto, según este último párrafo, cuando una sociedad forma parte de un grupo de empresas los parámetros determinantes para la formulación de cuentas anuales  en el modelo abreviado no son los de las cuentas abreviadas, sino la suma de todas las entidades del grupo. 

Además, se establece una excepción a la aplicación de esta regla, ya que la misma no será de aplicación cuando la información financiera de la empresa se integre en las cuentas anuales consolidadas de la sociedad dominante.

La aplicación práctica de esta excepción plateaba una serie de dudas, a saber:

1.- El ámbito geográfico al que deben referirse las cuentas anuales consolidadas en las que se integre la sociedad a los efectos de la excepción, esto es, si la dominante debe ser europea, española o por el contrario puede estar domiciliada en cualquier otro país. 

2.- Si las cuentas anuales consolidadas deben referirse a las de la matriz última o resultaría igualmente admisible la utilización de cualquier nivel de consolidación intermedio.

Estas cuestiones han quedado resueltas por el ICAC tras la publicación de una consulta al respecto en el BOICAC número 110/junio 2017. 

El ICAC, considerando los criterios establecidos en la  Directiva Contable (Directiva 2013/34/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 26 de junio de 2013, sobre los estados financieros anuales, los estados financieros consolidados), llega a las siguientes conclusiones:

1.- La nacionalidad de la sociedad dominante que consolidada sus cuentas debe ser española o de cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea. 

2.- Las cuentas anuales consolidadas pueden ser las correspondientes a un nivel intermedio del grupo.

En definitiva, cuando una sociedad forme parte de un grupo de sociedades, los parámetros para determinar si puede utilizar los modelos de cuentas anuales abreviadas deben medirse teniendo en cuenta la suma de los parámetros de todas las entidades del grupo (activo, cifra de negocios y número empleados). Estos parámetros pueden medirse a nivel individual si los estados financieros de la sociedad en cuestión se integran en los de una sociedad dominante (última o intermedia) española o de cualquier otro estado de la Unión Europea.