¿Derecho al olvido o libertad de información?

Autor: Patricia Ayala

El Tribunal Supremo, en su reciente sentencia de 6 de julio de 2017, ha denegado el derecho al olvido a favor de la libertad de información en un caso en el que se ponderaban asimismo el derecho al honor y a la propia imagen frente a la libertad de información de los medios de comunicación.

El recurso de casación fue interpuesto por un hombre, absuelto en procedimiento de tribunal del jurado por un doble asesinato, como consecuencia de la demanda de tutela de derecho al honor y a la propia imagen formulada frente a un periódico y sus redactores por la publicación de un artículo en el que se recogía la información de la absolución del acusado -sin mencionar su nombre y apellidos- acompañado de una fotografía de este tomada lícitamente en el acto del juicio.

El Alto Tribunal considera que no existe intromisión ilegítima en el derecho al honor del demandante, y que la actuación de los demandados está legitimada por el ejercicio de la libertad de información, por cuanto la información publicada fue veraz  y versó sobre una cuestión de interés público (con gran impacto mediático, que recibió la atención en su día tanto de la opinión pública como de los diferentes medios de comunicación), sin que emplearan expresiones innecesariamente ofensivas para el demandante.

Asimismo, la Sala confirma que no existe tampoco violación ilegítima del derecho a la propia imagen por la publicación de la fotografía, puesto que la imagen es veraz y fue tomada con autorización del Tribunal, siendo además el resultado de unos hechos de interés público.

Tampoco puede prosperar la alegación sobre el «derecho al olvido», que el recurrente relacionaba con su solicitud de que se retirara la información litigiosa, incluyendo su imagen, de todos los archivos informáticos que la pudieran alojar, también en buscadores y redes sociales.

Destaca además el Tribunal, que las hemerotecas digitales gozan de la protección de la libertad de información, al satisfacer un interés público de acceso a la información y que, en consecuencia, el «derecho al olvido» no ampara la alteración del contenido de la información original lícitamente publicada, en concreto, el borrado de datos personales que consten en la misma.