Están las empresas obligadas a llevar un registro de la jornada laboral de todos los trabajadores?

Autor: Montse Soriano  

Con la publicación del RD 16/2013 se estableció, entre otras medidas, la obligatoriedad de registrar día a día y totalizar mensualmente la jornada de los trabajadores a tiempo parcial, entregando copia al trabajador junto con el recibo de salarios de todas las horas realizadas en cada mes.

La inspección de trabajo instrumentó la intensificación del control en materia de tiempo de trabajo ampliando la exigibilidad del RD 16/2013 y, amparándose en una sentencia de la Audiencia Nacional basada en la interpretación del artículo 35.5 del estatuto de los Trabajadores, determinó que las empresas tenían la obligación de llevar el registro diario de las horas de todos los trabajadores a fin de poder asegurar el control de las horas extraordinarias.

La inspección de trabajo exige, además, poder comprobar la existencia del registro “in situ” no siendo aceptable la alegación del empresario de su acreditación posterior en comparecencia en dependencias administrativas.

Dicha obligación supone para las empresas implementar costosos procesos de control horario que, en muchas ocasiones, no conlleva un beneficio real para las empresas ni los trabajadores. Además este exhausto control podría provocar la vuelta a sistemas de trabajo más medidos por horas de presencia física en las empresas, que por productividad. En este sentido, sólo conllevaría un aumento significativo de burocracia que no evitaría las malas prácticas.

Sin embargo el Tribunal Supremo con su sentencia de 23 de Marzo de 2017 ha establecido que las empresas no están obligadas a llevar un registro horario de la jornada diaria de toda la plantilla para comprobar el cumplimiento de la jornada laboral y horario pactados, y que sólo deberá llevarse un registro de las horas extras realizadas. 

Así pues, después de la sentencia del Tribunal Supremo, y hasta que no haya una modificación legislativa, la obligación de las empresas quedaría como sigue:

  1. Registrar la jornada de los trabajadores a tiempo parcial según establece el RD 16/2013 de 20 de Diciembre.
  2. Registrar las horas extras de forma pormenorizada, comunicándolas a final de mes tanto al trabajador como a los representantes de los trabajadores.

Aunque la sentencia ha sido celebrada desde las empresas y asociaciones de empresarios, el tiempo de trabajo tiene, sin duda, una gran relevancia social y económica e importantes implicaciones para los trabajadores como la seguridad y salud laboral así como la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, por lo que existe una necesidad real de articular políticas en materia de tiempo de trabajo que resulten eficientes.